Visit our archive

“No es necesario que esperes 30 años de tu vida para aprender a mejorar las áreas de oportunidad en tu trabajo como profesional del Diseño…” – En cortas palabras, ha sido el consejo más certero que Luis Jaime Lara (Director de “El Caracol”, Consultores) ha dirigido hoy a los asistentes del curso “Diseño: Negocio rentable.” -y a la comunidad entera del Diseño Gráfico en nuestro País-.

Por todo México, los profesionales de la Comunicación Visual que hemos decidido emprender un negocio propio, adolecemos de lo mismo: El no saber otorgarle el valor justo a nuestro trabajo y -aún peor-, el no querer hacer nada al respecto. No todos, pero una gran mayoría de diseñadores (grande en serio), confía en que el trabajo del día a día y el “Echarle ganas” a su trabajo, serán la clave para sobrevivir del Diseño.

Lo ideal no debe ser “sobrevivir”, sino lograr “sobresalir” como profesionales. La única manera de conseguirlo, es abandonar el hábito de cometer siempre los mismo errores (imperceptibles pero delicados) que todos hemos tenido alguna vez:

1. IGNORANCIA: NO conocer tu producto o servicio a fondo y olvidarse de actualizar ese conocimiento.

2. AISLAMIENTO: Rechazar la autocrítica y la complementariedad entre colegas y otros profesionales.

3. TACAÑERÍA: Creer que todo lo que debes de saber existe en Internet, cuando la auténtica experiencia y conocimiento proviene de quienes ya han recorrido el camino del aprendizaje en la práctica de una profesión.

4. INDISCIPLINA: NO contar con un plan de trabajo estratégico, ordenado y efectivamente configurado.

5. CONFORMISMO Y MENOSPRECIO PROFESIONAL: Existe una diferencia considerable entre el talento y las oportunidades de crecimiento profesional y las responsabilidades que existen entre un “Operario del Diseño” y un “Estratega del Diseño”.

“Los clientes no nos entienden.”

“¿Educar al cliente?” Mejor nos educamos a nosotros primero, ¿No?… pues son decenas de colegas los que se quejan abiertamente de las pésimas condiciones de trabajo entre clientes y diseñadores. Detectamos en las redes sociales y también de viva voz todas esas frustraciones generadas por tal hecho, pero raras veces escuchamos soluciones inmediatas; estamos seguros de que cientos de colegas más se quejan de lo mismo… pero en silencio. Este comportamiento se aprende de otros colegas, no se da de forma natural y tampoco es consecuencia del dolo de aquellos que nos confían sus negocios o ideas con la consigna de encontrar asesoría profesional de buen nivel… Porque TÚ eres el experto… TÚ eres el que sabe. ¿O acaso no estudiaste una carrera profesional para eso?

¿Cual ha sido la intención de acercar a ustedes este tipo de cursos especializados en la Gestión del Diseño? Ayudarte a mejorar la calidad del trabajo que hoy realizas, lograr mejorar la relación de negocios con tus clientes, el transmitir los beneficios reales de tu labor profesional, el contar con un plan de trabajo y llevarlo a cabo, el ser coherente con tu promesa de servicios y tu propia imagen, tener la capacidad de autocrítica y crecimiento, buscar fortalecer tus debilidades a través de la cooperación con otros profesionales, manejar responsablemente tus finanzas y tu tiempo, aprender a cotizar tu trabajo, el reconocer la diferencia entre “precio” y “valor”, establecer políticas y condiciones de contratación bilaterales, entre muchas más necesidades existentes en tu desempeño cotidiano.

Compartimos contigo nuestra sugerencia más sincera: Invierte en ti, tanto como tú mismo pides que el cliente invierta en Diseño para su negocio.

Al día de hoy, gracias a la iniciativa y voluntad para compartir su experiencia, Luis Jaime Lara ha contribuido a la profesionalización de los diseñadores genuinamente interesados en mejorar su condición. Lo hoy aprendido nos ha permitido “cambiar el chip” con el que hemos “salido” al campo laboral esperando la gratificación inmediata y el éxito a corto plazo; el mismo chip que nos obliga a encerrar nuestro talento en el desarrollo de las habilidades técnicas, por encima de las oportunidades que tenemos como estrategas; el mismo chip que nos ha impedido visualizar que nuestra profesión se enriquece de la experiencia compartida de quienes hacen gremio del Diseño.

Gracias a ti, que hoy invertiste en tu formación, hemos demostrado que es posible llegar a acuerdos en favor de todos y que es responsabilidad de cada uno de nosotros incrementar el nivel de reconocimiento del Diseño como profesión y estrategia rentable en el ámbito de los negocios.

La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original.

- Albert Einstein

En Leucorama… Vivimos la experiencia de compartir.

 

  • Name (Required)

  • Email (Required, but not published)

  • Url (Optional)

  • Comment (Required)